La iluminación

ilustración
Un experimento científico realizado durante la Ilustración

La Revolución Francesa, como la Revolución Americana antes, fue en gran parte inspirado por la Ilustración. A veces conocida como la "Edad de la Razón", la Ilustración fue un movimiento intelectual que desafió las viejas formas de pensar e inspiró ideas revolucionarias.

Antecedentes

La Ilustración comenzó en Europa occidental a mediados de 1600 y continuó hasta finales del siglo 18. Fue impulsado por el escepticismo sobre las ideas y creencias tradicionales, la curiosidad intelectual y el deseo de progreso social, político y técnico.

Los pensadores y escritores de la Ilustración desafiaron el conocimiento y las suposiciones existentes, buscando nueva información y una mejor comprensión de la humanidad y el mundo natural.

La mayoría de los pensadores de la Ilustración eran empiristas: esperaban que sus nuevas teorías o descubrimientos cumplieran con ciertos estándares de prueba y verificabilidad antes de que pudieran ser aceptados como hechos. Para lograr esto, desarrollaron un nuevo sistema de pensamiento e investigación, los orígenes de lo que ahora llamamos el "método científico".

Antes de la Ilustración, el conocimiento se derivaba en gran medida de las enseñanzas religiosas, la suposición y los escritos de los antepasados ​​antiguos. Durante y después de la Ilustración, el conocimiento fue producido por procesos científicos, lógica y razonamiento.

La iluminación científica

Hoy en día, la mayoría de la gente conoce la Ilustración principalmente por sus pensadores científicos y sus maravillosos inventos y descubrimientos.

En Italia, Galileo Galilei (1654-1742) desarrolló un tipo mejorado de telescopio que trajo avances en astronomía. En las colonias americanas, Benjamín Franklin (1706-90) llevó a cabo una serie de experimentos que incluían electricidad, energía de batería y rayos, el más famoso en el que Franklin volaba una cometa en medio de una tormenta eléctrica.

En Gran Bretaña, hombres como Isaac Newton (1642-1727) hicieron contribuciones significativas a los campos de las matemáticas y la física. El más memorable de ellos fue la teoría de la gravedad de Newton que, según la leyenda, se inspiró en una manzana que caía.

Otros notables de la Ilustración científica fueron Francis Bacon, René Descartes, Edmond Halley, William Herschel, Robert Hooke y Antonie van Leeuwenhoek. Mientras operaban en diferentes campos, estos hombres buscaban explicaciones científicas a los fenómenos naturales, donde anteriormente la información provenía de la religión, el folclore y la teorización ciega.

Sociedad, gobierno y poder

ilustración
Luis XIV

La Ilustración no se preocupó solo de las ciencias físicas. Mientras los científicos exploraban y cuestionaban el mundo natural, otros cuestionaban la naturaleza de la humanidad y la sociedad humana. Prestaron especial atención a la naturaleza del gobierno y el poder político.

Anteriormente, los gobernantes habían legitimado su poder y autoridad mediante la doctrina del "derecho divino". Afirmaron que el poder político era una responsabilidad divina, un regalo que Dios les había dado a los gobernantes. 

En Europa, la iglesia católica apoyó la noción de derecho divino al incluirla en la doctrina de la iglesia. Debido a que el poder de reyes y emperadores provenía de Dios, estaba más allá de todo desafío. Participar en rebelión o deslealtad contra el rey era desobedecer la voluntad de Dios.

El rey francés Luis XIV (1638-1715), bisabuelo de los condenados Luis XVI, fue un exponente significativo de esta creencia. Un líder devotamente religioso, Luis trabajó para expandir y fortalecer la doctrina del derecho divino en Francia.

Dios y el 'contrato social'

ilustración
John Locke

Los pensadores de la Ilustración comenzaron a cuestionar y desafiar estas creencias políticas arcaicas. Hoy, conocemos estas cifras como las philosophes.

La philosophes no eran revolucionarios ni demócratas radicales. No tenían ningún deseo de destruir la autoridad de reyes y gobiernos ni de desmantelar o nivelar las jerarquías sociales. Sin embargo, no creían que el poder político emanara de Dios. En su opinión, el papel de los gobiernos era proteger a la nación, proteger a la gente y asegurar sus derechos individuales.

El filósofo político inglés Thomas Hobbes (1588-1679) estaba a favor de un gobierno fuerte y una monarquía absolutista. Hobbes creía que este tipo de gobierno era necesario para proteger a sus ciudadanos. Otro inglés, John Locke (1632-1704), argumentó que cada individuo nació con tres derechos inherentes (vida, libertad y propiedad).

Estos puntos de vista sobre la relación entre el poder del gobierno y los derechos individuales formaron la teoría de un "contrato social". En Francia, el exponente más conocido de esta teoría fue Jean-Jacques Rousseau (1712-78).

La Ilustración en Francia

ilustración
Charles-Louis de Secondat, barón de Montesquieu

La Ilustración europea difirió de un país a otro y, a menudo, estuvo determinada por las condiciones y los agravios locales.

En Francia, la Ilustración comenzó a tomar forma a principios de 1700, llegando a su punto máximo a mediados de siglo. francés philosophes incluido Denis Diderot, Jean-Jacques Rousseau, Guillaume-Thomas Raynal, Charles-Louis de Secondat, Baron de Montesquieu [/ caption]> Baron de Montesquieu y François-Marie Arouet (Voltaire).

Políticamente, la mayoría de estos philosophes estaban preocupados por dos cuestiones: cómo entender y mejorar el gobierno y cómo crear una sociedad basada en la razón, la lógica y el mérito.

Modelos ingleses

Algunos philosophes buscó ideas en el extranjero, particularmente en Inglaterra. La concepción de Montesquieu de la "separación de poderes", por ejemplo, se derivó en gran medida del sistema político británico.

Voltaire pasó tres años en exilio voluntario en Inglaterra y luego elogió sus procesos democráticos, su estado de derecho, sus libertades de religión y expresión y su falta de arrestos y encarcelamientos arbitrarios.

Todo esto contrastaba notablemente con Francia, donde el poder real se utilizaba a menudo para silenciar o castigar a críticos, disidentes y librepensadores.

Los deístas

Dejando a un lado Voltaire, la mayoría de la Ilustración evitó los ataques o la crítica sostenida de la religión. Más philosophes eran deístas cristianos, no ateos. Mantenían la fe en Dios, pero consideraban a Dios como una figura más benigna que la figura intervencionista y vengativa del Antiguo Testamento.

La analogía favorecida por algunos deístas era Dios como un "relojero cósmico", una deidad todopoderosa que había construido el universo pero lo dejó funcionar de acuerdo con las leyes naturales. Esta reinvención de Dios, junto con otros principios de la Ilustración, fue criticada por la iglesia católica.

La oposición teológica a la Ilustración no fue sorprendente. Durante siglos, la iglesia había sido el mayor depósito de sabiduría y conocimiento de Europa. La Ilustración política desafió el dominio de la iglesia sobre el conocimiento, la información y la educación. También amenazó los privilegios y protecciones que disfrutaba del estado.

Una oleada de pensamiento y debate

La Ilustración tuvo un profundo efecto en la ideología de la Revolución Francesa. Más notable philosophes estaban muertos mucho antes de la década de 1780, y algunos de sus escritos eran anteriores a la revolución en décadas (el primer libro de Diderot Encyclopedie fue publicado en 1752, Voltaire's Cartas sobre Inglaterra en 1734, Montesquieu Espíritu de las leyes en 1748). Ninguno de estos textos ilustrados predijo o sugirió una revolución en Francia.

A pesar de esto, la Ilustración creó un contexto ideológico para la revolución. Sus cuestiones políticas desencadenaron una ola de discusión y debate, algunos de ellos organizados y formalizados en Francia. Salones de belleza y círculos. Este surgimiento de ideas políticas creó un entorno en el que cuestionar y criticar el antiguo orden no solo era posible, se esperaba.

Es importante destacar que la filosofía política de la Ilustración despojó gran parte de la magia y la mística de la Ancien Régime. Los reyes borbones ya no eran vistos como representantes de Dios; eran simplemente hombres. Las jerarquías sociales y las desigualdades de Francia fueron despojadas de sus defensas ideológicas.

Según las ideas de la Ilustración, el la gente común nacieron no solo con derechos sino con el derecho a esperar un mejor gobierno. Sobre esta plataforma de ideas se construyó la Revolución Francesa.

La opinión de un historiador:
“Los historiadores han debatido durante mucho tiempo la relación exacta entre la Ilustración y la Revolución Francesa. En la mente de los contemporáneos, la Ilustración sentó las bases para las ideas y agendas más importantes de la Revolución. Dos años después de su estallido en 1789, provocó movimientos radicales en Gran Bretaña, Haití y, finalmente, Irlanda y Egipto. Los días de la Ilustración parecían felices, una guerra de palabras, una batalla de libros, en comparación con la realidad de tratar de vivir en una república y mantener la fe en sus principios ".
Margaret C. Jacob

iluminación de la revolución francesa

1 La Ilustración fue un largo período de curiosidad intelectual, investigación científica y debate político. Comenzó en Europa occidental a mediados del siglo 17th y continuó hasta el final del siglo 18th.

2 La Ilustración estuvo marcada por una negativa a aceptar viejos conocimientos, ideas y suposiciones. Los escritores y pensadores de la Ilustración prefirieron usar la lógica, la razón, la experimentación y la observación para llegar a conclusiones.

3 La Ilustración política examinó la naturaleza de la sociedad humana, el gobierno y el poder. También cuestionó la relación entre el estado y los individuos, que se suponía que nacían con derechos naturales.

4 En Francia, la Ilustración surgió a principios de 1700 y fue impulsada por escritores e intelectuales llamados philosophes. Entre ellos había hombres como Denis Diderot, Jean-Jacques Rousseau y Voltaire.

5. los philosophes de la Ilustración francesa fueron en su mayoría muertos por los últimos 1700, por lo que no jugaron un papel directo en la revolución. Sin embargo, sus ideas y escritos vivieron, estimulando la discusión, generando curiosidad y creando un ambiente donde las ideas revolucionarias podrían surgir y florecer.

Información de citas
Titulo: "La iluminación"
Autores: Jennifer Llewellyn, Steve Thompson
Autor: Historia alfa
URL: https://alphahistory.com/frenchrevolution/enlightenment/
Fecha de publicación: 20 de septiembre 2020
Fecha accesada: 16 de noviembre.
Copyright: El contenido de esta página no puede volver a publicarse sin nuestro permiso expreso. Para obtener más información sobre el uso, consulte nuestro Términos de Uso.