¿Qué es la historia?

que es la historia

¿Qué es la historia? La historia es el estudio del pasado, particularmente de las personas y los acontecimientos del pasado. Es una búsqueda común a todas las sociedades y culturas humanas. El ser humano siempre ha estado interesado en comprender e interpretar el pasado, por muchas razones. Si bien existe un amplio acuerdo sobre qué es realmente la historia, hay mucho menos acuerdo sobre cómo debería construirse y en qué debería centrarse.

Historias, identidades y contexto

La historia puede tomar la forma de una historia tremenda, una narrativa llena de grandes personalidades y relatos de confusión y triunfo. Cada generación agrega sus propios capítulos a la historia mientras reinterpreta y encuentra cosas nuevas en aquellos capítulos ya escritos.

La historia nos proporciona un sentido de identidad. Al comprender de dónde venimos, podemos comprender mejor quiénes somos. La historia proporciona un sentido de contexto para nuestras vidas y nuestra existencia. Nos ayuda a comprender cómo son las cosas y cómo podemos abordar el futuro.

La historia nos enseña lo que significa ser humano, destacando los grandes logros y errores desastrosos de la raza humana. La historia también nos enseña a través del ejemplo, ofreciendo pistas sobre cómo podemos organizar y gestionar mejor nuestras sociedades en beneficio de todos.

Historia versus 'el pasado'

Los nuevos en el estudio de la historia a menudo piensan historia y el pasado son lo mismo. Este no es el caso. El pasado se refiere a una época anterior, a las personas y sociedades que lo habitaron y a los acontecimientos que allí tuvieron lugar. La historia describe nuestros intentos de investigar, estudiar y explicar el pasado.

Esta es una diferencia sutil pero importante. Lo que sucedió en el pasado está fijado en el tiempo y no se puede cambiar. Por el contrario, la historia cambia periódicamente. El pasado es concreto e inmutable, pero la historia es una conversación continua sobre el pasado y su significado.

La palabra historia y la palabra inglesa historia ambos provienen del latín Historia, lo que significa una narración o relato de eventos pasados. La historia es en sí misma una colección de miles de historias sobre el pasado, contadas por muchas personas diferentes.

Revisión e historiografía

Debido a que hay muchas de estas historias, a menudo son variables, contradictorias y conflictivas. Esto significa que la historia está sujeta a revisiones y reinterpretaciones constantes. Cada generación mira el pasado a través de sus propios ojos. Aplica diferentes estándares, prioridades y valores y llega a diferentes conclusiones sobre el pasado.

El estudio de cómo la historia difiere y ha cambiado a lo largo del tiempo se llama historiografía.

Al igual que las propias narrativas históricas, nuestra comprensión de qué es la historia y la forma que debe adoptar es flexible y abierta al debate. Desde que la gente estudia historia, los historiadores han presentado diferentes ideas sobre cómo se debe estudiar, construir, escribir e interpretar el pasado.

Como consecuencia, los historiadores pueden abordar la historia de diferentes maneras, utilizando diferentes ideas y métodos y enfocándose o priorizando diferentes aspectos. Los siguientes párrafos discuten varias teorías populares de la historia.

Grandes individuos

plutarco que es la historia
El historiador antiguo Plutarco

Según el escritor griego Plutarco, la historia es principalmente el estudio de grandes líderes e innovadores. Los individuos destacados moldean el curso de la historia a través de su personalidad, carácter, ambición, habilidades, liderazgo o creatividad –o, por el contrario, sus errores de juicio y fracasos.

Las propias historias de Plutarco fueron escritas casi como biografías o relatos de la "vida y época" de estos individuos. Explicaron cómo las acciones de estas grandes figuras moldearon el curso de sus naciones o sociedades.

El enfoque de Plutarco sirvió de modelo para muchos historiadores posteriores. A veces se la denomina historia "de arriba hacia abajo" debido a que se centra en los gobernantes o líderes.

Una ventaja de este enfoque es su accesibilidad y relativa facilidad. Investigar y escribir sobre individuos es menos difícil que investigar factores más complejos, como movimientos sociales o cambios a largo plazo. El enfoque plutarquista en los individuos también puede ser más interesante y accesible para los lectores, quienes prefieren leer sobre personas a conceptos abstractos.

El principal problema de este enfoque es que puede eludir, simplificar o pasar por alto factores y condiciones históricos que no emanan de individuos importantes, como los cambios económicos, las condiciones sociales o el malestar popular.

Los vientos de cambio

historia
El Muro de Berlín cae en 1989, un momento de 'vientos de cambio'

Otros historiadores se centran menos en los individuos y adoptan un enfoque más temático, al observar los factores y fuerzas que producen cambios históricos significativos. Algunos se centran en lo que podría describirse en términos generales como los "vientos de cambio": ideas, fuerzas y movimientos poderosos que moldean o afectan la forma en que las personas viven, trabajan y piensan.

Estas grandes ideas y movimientos a menudo son iniciados o impulsados ​​por personas influyentes, pero se convierten en fuerzas de cambio mucho mayores. A medida que estos vientos de cambio se desarrollan y crecen, dan forma o influyen en los acontecimientos y condiciones políticos, económicos y sociales.

Un ejemplo de un notable "viento de cambio" fue el cristianismo, que moldeó el gobierno, la sociedad y las costumbres sociales en la Europa medieval. Otro fue la Ilustración europea que socavó las viejas ideas sobre política, religión y el mundo natural. Esto desencadenó un largo período de curiosidad, educación e innovación.

El marxismo surgió a finales del siglo XIX y creció para desafiar el viejo orden en Rusia, China y otros lugares, dando forma al gobierno y la sociedad en esas naciones. La Era de la Exploración, la Revolución Industrial, la descolonización a mediados del siglo XX y el retroceso del comunismo de Europa del Este a finales del siglo XX son ejemplos tangibles de los "vientos de cambio".

Desafíos y respuestas

Algunos historiadores, como el escritor británico Arnold Toynbee (1889-1975), creían que el cambio histórico está impulsado por desafíos y respuestas. Las civilizaciones se definen no solo por su liderazgo o condiciones, sino por cómo responden a problemas o crisis difíciles.

Estos desafíos adoptan muchas formas. Pueden ser físicos, ambientales, económicos o ideológicos. Pueden derivar de presiones internas o factores externos. Pueden provenir de su propia gente o de extraños.

La supervivencia y el éxito de las civilizaciones están determinadas por cómo responden a estos desafíos. Esto a menudo depende de su gente y de cuán creativos, ingeniosos, adaptables y flexibles sean.

La historia de la humanidad está llena de muchos ejemplos tangibles de desafío y respuesta. Muchas naciones se han enfrentado a rivales poderosos, guerras, desastres naturales, crisis económicas, nuevas ideas, movimientos políticos emergentes y disidencia interna.

El proceso de colonización, por ejemplo, implicó desafíos importantes, tanto para los colonizadores como para los habitantes nativos. Los cambios económicos, como las nuevas tecnologías y los aumentos o disminuciones en el comercio, han creado desafíos en forma de cambios sociales o tensiones de clase.

El estudio de la dialéctica

historia
Karl Marx, creador de la 'dialéctica material'

En filosofía, la dialéctica es un proceso en el que dos o más partes con puntos de vista muy diferentes llegan a un compromiso y un acuerdo mutuo. La teoría de la dialéctica fue aplicada a la historia por el filósofo alemán Georg Hegel (1770-1831).

Hegel sugirió que la mayoría de los cambios y resultados históricos fueron impulsados ​​por la interacción dialéctica. Según Hegel, por cada tesis (una proposición o idea) existe una antítesis (una reacción o idea opuesta). La tesis y la antítesis se encuentran o luchan, de donde surge una síntesis (una nueva idea).

Este proceso continuo de lucha y desarrollo revela nuevas ideas y nuevas verdades a la humanidad. El filósofo alemán Karl Marx (1818-1883) fue alumno de Hegel e incorporó la dialéctica hegeliana a su propia teoría de la historia, pero con una distinción importante.

Según Marx, la historia estuvo determinada por la dialéctica material: la lucha entre clases económicas. Marx creía que la propiedad del capital y la riqueza sustentaba la mayoría de las estructuras e interacciones sociales. Todas las clases luchan y presionan para mejorar sus condiciones económicas, escribió Marx, generalmente a expensas de otras clases.

La dialéctica material de Marx se reflejó en sus duras críticas al capitalismo, un sistema político y económico donde las clases propietarias de capital controlan la producción y explotan al trabajador, para maximizar sus ganancias.

Lo sorprendente e inesperado

conceptos historicos
El asesinato de Franz Ferdinand en junio 1914 provocó un cambio enorme

Algunos historiadores creen que la historia está formada por lo accidental y lo sorprendente, lo espontáneo y lo inesperado.

Si bien la historia y el cambio histórico suelen seguir patrones, también pueden ser impredecibles y caóticos. A pesar de nuestra fascinación por las líneas de tiempo y la progresión lineal, la historia no siempre sigue un camino claro y esperado. El pasado está lleno de incidentes inesperados, sorpresas y descubrimientos accidentales.

Algunos de ellos han desatado fuerzas y cambios históricos que no podían predecirse, controlarse ni detenerse. Algunos llegaron en momentos cruciales y sirvieron como punto de encendido o "punto de inflamación" para cambios de gran importancia. El descubrimiento de oro, por ejemplo, ha desencadenado una fiebre del oro que moldeó el futuro de naciones enteras.

En junio de 1914, el coche del archiduque Francisco Fernando tomó una ruta diferente a través de Sarajevo y pasó por delante de Gavrilo Princip sin rumbo, una confluencia de acontecimientos que condujeron a la Primera Guerra Mundial.

El historiador estadounidense Daniel Boorstin (1914-2004), exponente de esta fascinación por los accidentes históricos, afirmó una vez que si la nariz de Cleopatra hubiera sido más corta, disminuyendo su belleza, entonces la historia del mundo podría haber sido radicalmente diferente.

Información de citas
Posición: '¿Qué es la historia?'
Autores: Jennifer Llewellyn, Steve Thompson
Autor: Historia alfa
URL: https://alphahistory.com/what-is-history/
Fecha de publicación: 23 de septiembre de 2020
Fecha actualizada: 3 de noviembre.
Fecha accesada: Febrero 21, 2024
Copyright: El contenido de esta página no puede volver a publicarse sin nuestro permiso expreso. Para obtener más información sobre el uso, consulte nuestro Condiciones de uso.