marxismo

marxismo
Karl Marx, cuyos escritos proporcionaron la base para el marxismo

El marxismo es una ideología política radical basada en las teorías y escritos del filósofo alemán Karl Marx. Su análisis de la historia, la política y la sociedad, basado en los estudios de Marx sobre el capital, tuvo un gran atractivo para muchos pensadores del siglo XIX. El marxismo también se convirtió en un modelo para el radicalismo político, inspirando la Revolución de octubre en Rusia y otras revoluciones en todo el mundo.

Fundador del marxismo

Karl Marx nació en Prusia en 1818, en una familia de clase media de herencia judía. Aunque se formó como abogado, el interés real de Marx estaba en la política y la filosofía.

Marx estaba especialmente interesado en el trabajo de Georg Hegel, quien escribió sobre la dialéctica (el método por el cual dos ideas en competencia crean una nueva idea). 

En 1844, Marx comenzó una colaboración de por vida con el escritor Friedrich Engels, quien había estado investigando y estudiando las condiciones de las clases trabajadoras en la Inglaterra industrial.

Cuatro años después, Marx y Engels publicaron su primer texto importante: El Manifiesto Comunista. Por un lado, fue una crítica mordaz al capitalismo, sus desigualdades, explotación e impacto deshumanizador sobre los trabajadores. También fue un grito de revolución, un llamado a los “trabajadores del mundo” a unirse, deshacerse del capitalismo y crear su propio sistema político y económico.

La era de la revolución

La teoría de Marx de la revolución socialista fue adoptada por los radicales políticos de toda Europa. Sin embargo, Marx no fue el único motor del sentimiento revolucionario en la Europa de mediados del siglo XIX, ni desarrolló sus teorías de forma aislada. 

La industrialización había traído a los agricultores rurales a las ciudades en busca de trabajo. A medida que estos agricultores se convirtieron en trabajadores industriales y compartieron las condiciones miserables de las fábricas del siglo 19, también compartieron ideas y quejas. Muchos sintieron que la gente común merecía mejores condiciones y una mayor voz sobre cómo se gobernaban. 

En 1848, el continente europeo se vio afectado por una serie de revoluciones políticas y levantamientos en más de una docena de países, incluidos Francia, los estados alemanes e italianos, Austria, Hungría y Dinamarca. El Manifiesto Comunista fue lanzado ese mismo año.

Teoría marxista

La idea central en el marxismo es que las sociedades humanas están formadas por quién posee el capital y, por lo tanto, controla la producción y adquisición de mercancías.

A lo largo de la historia, cada clase ha intentado mejorar su posición. Las demandas y deseos de las clases a menudo contradicen o chocan con los de otras clases; por ejemplo, los dueños de negocios quieren más ganancias, lo que significa menores costos salariales; los trabajadores quieren salarios más altos, lo que significa menos ganancias. En el marxismo, esta tensión en curso se conoce como "lucha de clases".

Marx también señaló que la clase dominante en cada sociedad posee o controla su capital, también llamado los "medios de producción". El capital es el material necesario para producir o fabricar bienes, como terrenos, edificios, maquinaria, recursos minerales y materias primas.

El capital controla el mundo

En los sistemas capitalistas, la mayor parte del capital es propiedad privada de individuos o accionistas. Marx se refirió a este grupo como 'capitalistas' o burguesía.

En la teoría marxista, el burguesía no solo poseer y controlar capital; también dominan los sistemas de gobierno democrático y parlamentario. Estos sistemas políticos están diseñados para dar la impresión de democracia y representación. En opinión de Marx, estos gobiernos representan y apoyan la burguesía y sus intereses económicos.

La búsqueda de ganancias, según Marx, hace que el burguesía codicioso y explotador. Niegan al proletariado (clases trabajadoras) una parte justa de las ganancias que ayudan a crear. También minimizan los costos al mantener deliberadamente bajos los salarios y las condiciones deficientes.

Explotación de los trabajadores

Marx sostuvo que la explotación de los trabajadores es un efecto secundario significativo del capitalismo, al igual que el desempleo, la pauperización (vivir en la pobreza o casi en la pobreza) y la alienación de los trabajadores (los trabajadores no tienen interés en su trabajo). Los trabajadores del sistema capitalista eran "esclavos asalariados" en lugar de participantes activos y bien recompensados ​​de la economía.

Estas críticas al capitalismo eran ciertamente válidas en el momento en que Marx las publicó. La primera mitad del siglo XIX fue un período de laissez-faire o capitalismo desenfrenado, rápido crecimiento industrial y explotación bruta de los trabajadores.

El sindicalismo aún no se había establecido y los trabajadores tenían pocos o ningún derecho. No hubo protecciones contra largas horas de trabajo, condiciones inseguras, lesiones laborales, despidos injustos u otros malos tratos. La mayoría de los salarios eran inadecuados para los hombres e incluso peores para las mujeres y los niños.

Fases de la historia

Los escritos de Marx fueron más allá de un análisis de las condiciones contemporáneas y observaron la sociedad humana a lo largo del tiempo. Argumentó que todas las sociedades humanas estaban cambiando lenta pero inevitablemente.

Marx identificó varias "fases de la historia", cada una determinada por la propiedad o el control del capital. Estas fases duraron generaciones o siglos, antes de que el cambio y la lucha de clases la reemplazaran por la siguiente. A través de estas fases y transiciones, la sociedad humana lucharía por reformarse y mejorarse para lograr un mundo ideal:

Comunismo primitivo o tribal.
En esta fase, los humanos vivían en pequeñas comunidades y vivían una existencia casi comunista. Tanto el trabajo como los recursos fueron compartidos, mientras que las decisiones se tomaron comunalmente.

Esclavitud.
Las sociedades antiguas eran fuertemente jerárquicas y se basaban en la propiedad de la tierra y el control del trabajo. Las clases dominantes dependían ampliamente del trabajo esclavo, extraído de la población local o de prisioneros de conquistas militares.

Feudalismo.
Un sistema que evolucionó en el período medieval, donde los reyes y los señores poseían capital (la tierra) y permitían su uso por los campesinos, a cambio de su obediencia, tributos y servicio militar.

Capitalismo.
El sistema industrializado que se desarrolló en el siglo 18, basado en la propiedad privada del capital, como la tierra y las fábricas. Los capitalistas son impulsados ​​por el motivo de la ganancia: en esencia, el deseo de ganar más dinero. En el capitalismo, el trabajo es suministrado por trabajadores remunerados que a menudo son explotados por los capitalistas.

Socialismo.
Un sistema que, según Marx, reemplazaría al capitalismo por la revolución. El socialismo comenzaría con la formación de una "dictadura del proletariado", para gobernar en nombre de las clases trabajadoras. El capital privado sería confiscado por el Estado; burgués Se abolirían los privilegios y los sistemas de control.

Comunismo.
Una sociedad utópica sin clases, sin divisiones de riqueza, explotación ni sufrimiento. Los miembros proporcionarían lo que pudieran y recibirían lo que necesitaran. Los instrumentos del Estado, como las burocracias gubernamentales, la policía y el ejército, se volverían innecesarios y “se marchitarían”.

Marxismo en Rusia

marxismo
Un cartel soviético que sugiere a Lenin como el sucesor de Marx y Engels.

El marxismo llegaría a ser aceptado en Europa y otras partes del mundo, donde haya disturbios laborales.

Esto naturalmente incluía a Rusia. El mayor partido marxista allí fue el Partido Socialdemócrata de Rusia (SD). Este movimiento paraguas se formó en 1898 a partir de varios grupos más pequeños.

Desde el principio, el marxismo ruso se enfrentó a varios desafíos ideológicos y logísticos. La revolución socialista, escribió Marx, era más probable en países en un estado avanzado de capitalismo. Los países maduros para una revolución socialista tendrían un gran sector industrial y una masa considerable de trabajadores industriales descontentos.

¿Estaba Rusia lista para el socialismo?

Rusia no cumplió con ninguno de estos criterios. Su economía era principalmente agraria y la industrialización era un desarrollo reciente. A principios de siglo, había alrededor de tres millones de trabajadores industriales rusos, o solo el dos por ciento de la población, lo que no es un proletariado imponente.

El propio Marx expresó sus dudas sobre el potencial socialista de Rusia, escribiendo en 1877 que debe abolir las comunas campesinas y avanzar hacia una fase democrática.

Vladimir Lenin Desestimó el argumento de que Rusia no estaba preparada para el socialismo. Lenin fue un defensor del marxismo pero no un doctrinario estricto. Estaba dispuesto a adaptar las teorías de Marx para incluir las suyas, desarrollando una ideología llamada marxismo leninista.

Lenin argumentó que el capitalistaburgués La fase podría pasarse por alto o "telescópicamente" a la fase socialista. Esta se convirtió en su justificación ideológica para el derrocamiento de la Gobierno provisional tan rápido después de su ascenso al poder. Dependiendo de la perspectiva de uno, esto puede interpretarse como un desarrollo válido de la teoría marxista o simplemente como impaciencia personal por parte de Lenin.

La opinión de un historiador:
“La pregunta para los marxistas era: ¿cómo podría Rusia tener una revolución socialista, dado el estado atrasado de su capitalismo? ¿Cómo se puede calificar de marxista una revolución tan contraria a las predicciones de la teoría marxista? ¿Cómo podría haber una revolución proletaria en un país con solo un proletariado incipiente? ¿No fue la revolución de Lenin una refutación de Marx, más que su realización? Si iba a haber una revolución marxista en una nación capitalista atrasada, ¿estaban los países avanzados "fuera de peligro" por así decirlo? ¿O fue la Revolución Rusa una aberración, un accidente de la historia? "
Meghnad Desai, historiador

1 El marxismo es una teoría radical de la política, la economía y la historia. Fue desarrollado por el filósofo alemán Karl Marx a mediados de 1800.

2. Marx argumentó que la sociedad humana está progresando a través de etapas que él llamó "fases de la historia", cada una de las cuales está determinada por la propiedad del capital.

3. En opinión de Marx, quienes controlan el capital y la producción esencialmente controlan la sociedad, dominando a los gobiernos y explotando a los trabajadores para aumentar las ganancias.

4 Marx creía que las revoluciones socialistas deben emanar de las clases trabajadoras industriales. Esto no se aplicó bien a Rusia, que no estaba completamente industrializada.

5 Vladimir Lenin adaptó la teoría marxista, alegando que una revolución socialista en Rusia era posible si se pasaba por alto la fase democrática capitalista.

Información de citas
Titulo: "Marxismo"
Autores: Jennifer Llewellyn, Michael McConnell, Steve Thompson
Autor: Historia alfa
URL: https://alphahistory.com/russianrevolution/marxism/
Fecha de publicación: 17 de Mayo de 2019
Fecha accesada: 14 de Mayo de 2021
Copyright: El contenido de esta página no puede volver a publicarse sin nuestro permiso expreso. Para obtener más información sobre el uso, consulte nuestro Términos de Uso.