La guerra civil rusa 1918-21

guerra civil rusa
Un cartel de propaganda blanca de la Guerra Civil Rusa, que representa a los bolcheviques como un dragón rojo.

La Guerra Civil Rusa (1918-21) fue una larga lucha por el control de Rusia. Estalló a raíz de la Revolución de octubre y el cierre bolchevique del Asamblea Constituyente. La Guerra Civil se libró en varios frentes por diferentes líderes y grupos, cada uno con diferentes ideales y objetivos políticos.

¿Quien estaba involucrado?

Los grupos más importantes involucrados en la Guerra Civil fueron los Bolcheviques y ellos Ejército Rojo, y una coalición flexible de grupos antibolcheviques conocidos como los Blancos o Ejércitos blancos. Hubo otros grupos no alineados con los bolcheviques o los blancos que lucharon por sus propias objeciones, como los intereses regionales, la autonomía política o la independencia.

La Guerra Civil Rusa fue un conflicto generalizado y a menudo intenso. Atrajo a muchos grupos políticos y militares dispares, movimientos nacionalistas y clases sociales. Varias potencias extranjeras que se opusieron al régimen bolchevique también contribuyeron con tropas, armas, suministros e inteligencia a los blancos.

Como otros conflictos intestinos, la Guerra Civil Rusa estuvo marcada por períodos de confusión y gran división, lealtades cambiantes e intensa propaganda. Fue un conflicto brutal que produjo terror, crímenes de guerra y sufrimiento humano a niveles catastróficos.

Las raíces de la guerra civil.

La Guerra Civil Rusa comenzó con una creciente resistencia al régimen bolchevique que tomó el control de Rusia en octubre de 1917.

Hubo oposición a los bolcheviques después de la Revolución de Octubre, pero esta se intensificó después del cierre de la Asamblea Constituyente (enero de 1918) y la firma de la Tratado de Brest-Litovsk (Marzo 1918).

A los zaristas, los liberales, Mencheviques y Socialistas revolucionarios igualmente, los bolcheviques no solo habían traicionado la promesa de un gobierno democrático, sino que también habían traicionado a Rusia al Kaiser alemán. La oposición comenzó a crecer e intensificarse en un movimiento contrarrevolucionario de pleno derecho.

La Legión Checa

El catalizador del estallido de la guerra civil fue un levantamiento de la Legión Checa. Una unidad del Ejército Imperial Ruso que sirvió en Primera Guerra Mundial, la Legión Checa contenía voluntarios de herencia checa y eslovaca que se alistaron para defender su patria.

En mayo de 1918, la Legión se había distribuido a lo largo del Ferrocarril Transiberiano, pero no pudo moverse debido a la escasez de transporte y la burocracia bolchevique. Las tensiones entre los soldados de la Legión Checa, que estaban impacientes por viajar, y los funcionarios bolcheviques hostiles comenzaron a aumentar.

El 14th de mayo, la Legión comenzó a rebelarse, matando a varios bolcheviques y tomando el control de Chelyabinsk, una ciudad no muy al sur de Ekaterinburg, donde el ex Zar Nicolás II y su familia estaban detenidos.

En las semanas que siguieron, la Legión Checa continuó su rebelión contra la autoridad bolchevique, tomando el control de ciudades y estaciones a lo largo del Ferrocarril Transiberiano. A ellos se unieron otros grupos, incluidos ex oficiales zaristas y milicias leales. A finales de junio de 1918, los contrarrevolucionarios controlaban la mayor parte del ferrocarril y, con él, toda Siberia.

Gobiernos blancos

Detrás de los ejércitos blancos surgió un movimiento político, una coalición laxa compuesta por monárquicos, liberales, socialistas no bolcheviques y campesinos descontentos. Tenían poco en común aparte de su oposición a sus bolcheviques.

Algunos de estos grupos establecieron regímenes contrarrevolucionarios, generalmente basados ​​en una ciudad o región en particular. Cada uno esperaba que su régimen se convirtiera en un gobierno ruso alternativo, obteniendo el apoyo de otros contrarrevolucionarios, así como el reconocimiento y la asistencia de potencias extranjeras.

Dos de estos primeros gobiernos blancos fueron formados por socialistas revolucionarios: el Gobierno provisional de Siberia, con sede en Vladivostok, y el Comité de miembros de la Asamblea Constituyente, formado en Samara.

En septiembre 1918, estos dos cuerpos se fusionaron y se trasladaron a la ciudad de Ufa. Este nuevo gobierno, la Dirección de Ufa, fue dirigido por un comité de cinco hombres, tres de los cuales eran socialistas revolucionarios.

El ascenso de Kolchak

En noviembre, un grupo de oficiales cosacos, alentados y respaldados por los británicos, arrestaron al ejecutivo de Ufa y los obligaron a exiliarse. Después de este golpe de Estado, el mando del gobierno pasó a Alexander Kolchak, un ex comandante naval zarista. Después de tomar el poder, Kolchak emitió una declaración que describe sus objetivos:

“... la organización de una fuerza de combate, el derrocamiento del bolchevismo y el establecimiento de la ley y el orden, para que el pueblo ruso pueda elegir una forma de gobierno de acuerdo con su deseo y hacer realidad las altas ideas de libertad y libertad . "

Otro gobierno blanco tenía su sede en Arkhangelsk, una ciudad portuaria del Mar Blanco, a 700 millas al noroeste de San Petersburgo. El Gobierno Provisional de las Regiones del Norte, como era conocido, estaba encabezado por Nikolai Tchaikovsky, aunque reconoció la supremacía de Kolchak y su gobierno.

Otros regímenes blancos

Hubo varios otros gobiernos blancos que duraron solo unas pocas semanas o meses antes de colapsar, huir del Ejército Rojo o fusionarse con otros gobiernos. Estos gobiernos blancos de corta duración se basaron en Ekaterinburg, Novorossiysk, Priamuraye, Pskov, Sebastopol y Transbaikal.

Cada uno de estos gobiernos blancos tenía algún tipo de fuerza militar bajo su mando. El tamaño, la fuerza y ​​el liderazgo de estos ejércitos blancos variaron considerablemente.

El mayor de estos contingentes blancos fue el Ejército Voluntario de Anton Denikin en el sur de Rusia, que en su apogeo a mediados de 1919 contaba con unos 40,000 hombres. También hubo importantes fuerzas blancas en Siberia y el este (Kolchak) y en el noroeste de Rusia (Yudenich).

Intervención extranjera

Las potencias extranjeras también intervinieron en Rusia en un intento de forzar el colapso del bolchevismo. Estas intervenciones extranjeras, lanzadas por las naciones aliadas al final de la Primera Guerra Mundial, generaron una gran controversia.

Con la firma del Tratado de Brest-Litovsk en marzo de 1918, los bolcheviques se convirtieron no solo en traidores a la guerra, sino en una amenaza política para las naciones democrático-capitalistas. La mayoría de las potencias extranjeras se negaron a reconocer la legitimidad del régimen bolchevique, y en cambio trataron con generales blancos en el exilio.

Las unidades británicas, francesas y estadounidenses fueron enviadas a varios puertos rusos para apoyar a las fuerzas blancas mientras las tropas japonesas ocupaban Vladivostok en el este. La intervención militar extranjera fue tibia en el mejor de los casos. Raramente las unidades extranjeras se enfrentaban directamente a los bolcheviques por su cuenta. Algunas potencias extranjeras estaban principalmente interesadas en proteger los recursos prestados anteriormente a Rusia.

A finales de 1918, la Primera Guerra Mundial había llegado a su fin y nadie quería comprometer a un gran número de tropas a otro conflicto importante. Como consecuencia, las tropas extranjeras comenzaron a retirarse de Rusia en 1919.

¿Por qué ganaron los bolcheviques?

Es difícil precisar el final definitivo de la Guerra Civil Rusa. El arresto y ejecución de Kolchak en febrero de 1920 fue un importante punto de inflexión, mientras que la retirada de WrangelEl ejército del sur de Rusia en noviembre de 1920 marcó la victoria bolchevique en la Rusia europea. La resistencia continuó en Siberia y Asia Central hasta mediados de la década de 1920.

¿Cómo y por qué los bolcheviques ganaron la Guerra Civil Rusa? Su victoria se puede atribuir a varios factores. Una es que los bolcheviques, a pesar de todos sus problemas, lucharon con un objetivo político claro y una unidad de propósito. La misión bolchevique era establecer una república socialista soviética en toda Rusia. Los blancos, por el contrario, no estaban seguros de lo que querían crear.

La desorganización y la desunión de los blancos fue otro factor. Los ejércitos blancos lucharon como unidades separadas y no pudieron o no quisieron coordinar su estrategia u ofensivas. Estaban geográficamente dispersos y separados por grandes distancias. Esto hizo que la comunicación, la colaboración y la combinación de fuerzas fueran difíciles, si no imposibles.

Desunión política

Los blancos también estaban divididos políticamente y la calidad de su liderazgo era inconsistente. Muchos generales blancos, aunque eran soldados capaces, tenían ambiciones políticas propias o desconfiaban de los de sus compañeros comandantes blancos. Los blancos también perdieron generales importantes en momentos críticos, como Kornilov (muerto en batalla en marzo 1918) y Kolchak (ejecutado en enero 1920).

Por el contrario, el Ejército Rojo, aunque no sin sus propios problemas, contenía cinco millones de soldados en su apogeo y era muy disciplinado.

Los bolcheviques y los soviéticos también mantuvieron el control del corazón industrial de Rusia, la mayoría de sus principales ciudades y sus importantes puertos y ferrocarriles. Esto les dio un mejor acceso a la infraestructura, las comunicaciones y las líneas de suministro.

Propaganda y terror

La campaña de propaganda bolchevique también tuvo más éxito. La propaganda soviética promovió la idea de que una victoria blanca sería un regreso a la "vieja Rusia", una perspectiva que aterrorizó a la mayoría de los rusos.

Que los blancos usaran métodos similares a los bolcheviques no ayudó a su causa. Mientras el Ejército Rojo y la Cheka desplegaban el terror contra potenciales contrarrevolucionarios, los blancos también lo usaban voluntariamente contra cualquiera sospechoso de apoyar a los bolcheviques, incluidos civiles, ancianos, mujeres y niños.

Los líderes en las regiones controladas por los blancos también recurrieron a la requisición de granos para alimentar a sus soldados y al reclutamiento para llenar sus filas. Como resultado, los blancos no lograron ganarse el apoyo del pueblo ni se presentaron como una alternativa al régimen soviético.

guerra civil en rusia

1 La Guerra Civil Rusa fue una lucha de tres años por el control de Rusia, luchada por el Ejército Rojo Bolchevique, los ejércitos blancos contrarrevolucionarios y otras fuerzas no alineadas.

2 La Guerra Civil nació de la actividad antibolchevique tras el Tratado de Brest-Litovsk, el cierre de la Asamblea Constituyente y la revuelta de la Legión Checa.

3 La Guerra Civil vio la formación de ejércitos y gobiernos blancos en diferentes lugares de Rusia, particularmente en el norte, sur de Rusia y Siberia.

4 Estos regímenes blancos fueron respaldados y asistidos por gobiernos extranjeros, particularmente los principales aliados, aunque eran reacios a involucrarse directamente en la Guerra Civil.

5 En última instancia, las divisiones políticas y los problemas militares del movimiento blanco, junto con los bolcheviques que mantienen el control de la Rusia europea y sus centros industriales, permitieron a los bolcheviques asegurar la victoria en 1921.

Información de citas
Posición: "La Guerra Civil Rusa 1918-21"
Autores: Jennifer Llewellyn, Steve Thompson
Autor: Historia alfa
URL: https://alphahistory.com/russianrevolution/russian-civil-war/
Fecha de publicación: 15 de agosto de 2019
Fecha accesada: 29 de septiembre de 2022
Copyright: El contenido de esta página no puede volver a publicarse sin nuestro permiso expreso. Para obtener más información sobre el uso, consulte nuestro Términos de Uso.