1899: tocar el piano es un "hábito mortal" para las niñas

En 1899, el médico alemán Dr. F. Waetzold publicó un breve ensayo en el que afirmaba que tocar el piano estaba contribuyendo a un aumento de los trastornos mentales entre las adolescentes y las mujeres jóvenes. Según Waetzold, su investigación había descubierto algunos vínculos alarmantes entre tocar el piano y los trastornos neuróticos. Una condición prominente entre los pianistas jóvenes era la clorosis o "enfermedad verde", una fatiga anémica que muchos médicos victorianos pensaban que era producto de una excitación sexual insatisfecha.

Las niñas que estudiaron piano antes de los 12 años, escribió Waetzold, tenían seis veces más probabilidades de contraer clorosis o neurosis que las que no lo hicieron. Su solución fue simple:

"Es necesario abandonar el hábito mortal de obligar a las jóvenes a martillar el teclado antes de los 15 o 16 años ... Incluso a esta edad, el ejercicio debe permitirse solo a aquellas que son realmente talentosas y poseen un temperamento robusto".

La elección de otro instrumento no era necesariamente una opción, según Waetzold, porque "estudiar el violín parece producir resultados aún más desastrosos". Parece que el Dr. Waetzold no era un fanático de la música, o tal vez vivía al alcance de algunos jóvenes músicos decididamente sin talento.

Fuente: Dr. F. Waetzold, "Le piano et névroses" en Journal d'Hygiene, 5 de enero de 1899. El contenido de esta página es © Alpha History 2016. No se puede volver a publicar el contenido sin nuestro permiso expreso. Para obtener más información, consulte nuestro Términos de Uso or contactar a Alpha History.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •