1889: pararse sobre un pie conduce a la masturbación

Mary Wood-Allen: mantengan ambos pies en el suelo, por favor, chicas.

Mary Wood-Allen (1841-1908) fue una médica, pediatra y defensora de la templanza estadounidense. Como muchos otros de su generación, Wood-Allen era una purista social obsesionada con la promoción de la limpieza, la moralidad y los pensamientos sanos. En la década de 1890, Wood-Allen era un orador público muy solicitado y un prolífico autor de guías sobre la adolescencia. Su mensaje fue estridente y coherente: los niños deben ser protegidos del desarrollo prematuro, pensamientos o actividades sexuales precoces y, sobre todo, de la masturbación.

En su libro 1889 Lo que una mujer joven debe saber, Wood-Allen acompañó a las jóvenes a través de la vida desde la pubertad hasta el matrimonio, describiendo las "latas" y los "no pueden" de estos años de formación. Leer novelas, por ejemplo, era un estricto 'no no':

“No es solo que la lectura de novelas engendra ideas falsas e irreales de la vida, sino que las descripciones de escenas de amor, de episodios románticos emocionantes, encuentran un eco en el sistema físico de la niña y tienden a crear una excitación anormal de sus órganos de el sexo, que ella reconoce sólo como una emoción mental placentera, sin comprensión del origen físico ni de los efectos malignos. La lectura de romances por parte de las jóvenes, por esta excitación de los órganos corporales, tenderá a crear su desarrollo prematuro, y la niña se convierte físicamente en una mujer meses, o incluso años, antes de lo que debería ".

Otro acto prohibido fue el hábito aparentemente benigno de pararse sobre un pie. Según Wood-Allen, favorecer continuamente un pie podría provocar desplazamiento uterino, dificultades menstruales y estreñimiento. Y el estreñimiento en sí ejercía presión sobre los órganos sexuales, algo que "se sabe que incita al auto-abuso":

“… El hábito común de pararse sobre un pie produce marcadas deformidades tanto de la cara como del cuerpo y de serios desplazamientos de los órganos internos… Pararse continuamente con el peso sobre el pie izquierdo es más dañino que sobre el pie derecho, porque hace que el útero y los ovarios presionen sobre el recto y por tanto produce un estreñimiento mecánico, especialmente durante la menstruación.

Fuente: Dra. Mary Wood-Allen, Lo que una mujer joven debe saber, Londres, 1889. El contenido de esta página es © Alpha History 2016. No se puede volver a publicar el contenido sin nuestro permiso expreso. Para obtener más información, consulte nuestro Términos de Uso or contactar a Alpha History.

  • 17
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •