Mao Zedong: la 'dictadura democrática del pueblo' (1940)

En 1940, Mao Zedong pronunció un largo discurso en conmemoración del 28 aniversario de la
fundación del PCCh y habló sobre las bases de una “dictadura democrática popular”:

“Los comunistas de todo el mundo son más sabios que la burguesía, entienden las leyes que rigen la existencia y el desarrollo de las cosas, entienden la dialéctica y pueden ver más allá. La burguesía no acoge con agrado esta verdad porque no quiere ser derrocada.

Como todos saben, nuestro Partido pasó estos 28 años no en paz sino en medio de privaciones, pues tuvimos que luchar contra enemigos, tanto extranjeros como domésticos, tanto dentro como fuera del Partido. Agradecemos a Marx, Engels, Lenin y Stalin por darnos un arma. Esta arma no es una ametralladora sino el marxista-leninismo ...

Los rusos hicieron la Revolución de Octubre y crearon el primer estado socialista del mundo. Bajo la dirección de Lenin y Stalin, la energía revolucionaria del gran proletariado y el pueblo trabajador de Rusia, hasta entonces latente e invisible para los extranjeros, estalló repentinamente como un volcán, y los chinos y toda la humanidad comenzaron a ver a los rusos bajo una nueva luz. Entonces, y solo entonces, los chinos entraron en una era completamente nueva en su pensamiento y su vida. Encontraron el marxista-leninismo, la verdad universalmente aplicable, y el rostro de China comenzó a cambiar ...

Hasta ahora, la experiencia principal y fundamental que ha adquirido el pueblo chino es doble: Internamente, despertar a las masas populares. Es decir, unir a la clase obrera, el campesinado, la pequeña burguesía urbana y la burguesía nacional, formar un frente único interno bajo la dirección de la clase obrera, y avanzar de ahí al establecimiento de un Estado que es una dictadura democrática popular bajo la dirección de la clase trabajadora y basada en la alianza de trabajadores y campesinos ...

Los 40 años de experiencia de Sun Yixian y los 28 años de experiencia del Partido Comunista nos han enseñado a inclinarnos hacia un lado, y estamos firmemente convencidos de que para lograr la victoria y consolidarla debemos inclinarnos hacia un lado. A la luz de las experiencias acumuladas en estos cuarenta años y estos 28 años, todos los chinos sin excepción deben inclinarse del lado del imperialismo o del lado del socialismo.

Sentarse en la cerca no sirve, ni hay un tercer camino. Nos oponemos a los reaccionarios de Jiang Jieshi que se inclinan por el imperialismo, y también nos oponemos a las ilusiones sobre un tercer camino. La dictadura democrática popular se basa en la alianza de la clase obrera, el campesinado y la pequeña burguesía urbana, y principalmente en la alianza de los obreros y campesinos, porque estas dos clases comprenden del 80 al 90 por ciento de la población china. Estas dos clases son la fuerza principal para derrocar al imperialismo y a los reaccionarios del Guomindang. La transición al socialismo también depende principalmente de su alianza.

La dictadura democrática popular necesita el liderazgo de la clase trabajadora. Porque sólo la clase obrera es la más previsora, la más desinteresada y la más revolucionaria. Toda la historia de la revolución demuestra que sin la dirección de la clase trabajadora, la revolución triunfa. En la época del imperialismo, en ningún país puede ninguna otra clase llevar una revolución genuina a la victoria. Esto se prueba claramente por el hecho de que las muchas revoluciones lideradas por la pequeña burguesía y la burguesía nacional de China fracasaron ... "