El decreto de abdicación del emperador Puyi (1912)

El decreto de abdicación del emperador Puyi, firmado el 12 de febrero de 1912. La abdicación fue negociada por la emperatriz viuda Longyu, en nombre de Puyi:

“Todo el País tiende a una forma de gobierno republicano. Es la Voluntad del Cielo, y es seguro que no podríamos rechazar el deseo de la gente por el honor y la gloria de una familia.

Nosotros, el Emperador, entregamos la soberanía al pueblo. Decidimos que la forma de gobierno sea una república constitucional.

En este tiempo de transición, para unir el Sur y el Norte, nombramos a Yuan Shikai para organizar un gobierno provisional, consultando al ejército popular sobre la unión de los cinco pueblos: manchúes, chinos han, mongoles, mahometanos y tibetanos. Estos pueblos constituyen conjuntamente el gran Estado de Chung Hwa Ming-Kus [una república de China].

Ahora nos retiramos a una vida pacífica y disfrutaremos del trato respetuoso de la nación ”.