Mujeres en la Alemania nazi

mujeres en alemania nazi
Propaganda nazi que enfatiza la familia y la maternidad.

Las vidas de las mujeres en la Alemania nazi fueron moldeadas por políticas y actitudes que emanaron del gobierno nacionalsocialista (NSDAP) y las opiniones personales de Adolf Hitler. La ideología nazi sostenía que las mujeres alemanas tenían poco o ningún lugar en la vida política y profesional. En cambio, su función principal era casarse, procrear y criar hijos.

Puntos de vista de Hitler

Hitler tenía ideas tradicionalistas de género. Probablemente fueron influenciados por su madre, una ama de casa sencilla pero cariñosa que protegía a su hijo de su padre severo y, a veces, brutal. En la mente de Hitler, el papel natural de las mujeres era doméstico: existían para atender el hogar, cuidar a sus maridos, tener y criar hijos.

Hitler creía que las mujeres eran más amables, gentiles y emocionales que los hombres. No los consideraba equipados para sobrevivir a la confusión y la presión de los lugares de trabajo, los negocios o la política. En los entornos sociales, Hitler prefería a las mujeres tranquilas, recatadas y maternas. Le resultaba difícil relajarse con mujeres seguras de sí mismas, francas, bien educadas o de éxito profesional.

La evidencia de estos puntos de vista se puede encontrar en Mein Kampf y algunos de los discursos de Hitler: "Las mujeres son las madres eternas de la nación"; "La mujer es la eterna compañera de los hombres"; “La tarea triunfal de las mujeres es parir y cuidar bebés”; “Los hombres están dispuestos a luchar ... las mujeres deben estar ahí para cuidarlos”.

Hitler rechazó cualquier idea o sugerencia de igualdad de género. Descartó el impulso por los derechos de las mujeres y la igualdad de remuneración para las mujeres como complots comunistas. En un discurso de 1935, el líder nazi dijo que:

“La concesión de la igualdad de derechos a las mujeres, que exige el marxismo, en realidad no garantiza la igualdad de derechos ... en cambio, constituye una privación de derechos, ya que lleva a las mujeres a ámbitos de la sociedad donde son inferiores. La mujer tiene su propio campo de batalla. Con cada niño que trae al mundo, lucha por la nación ".

Regresando a las mujeres a la maternidad

Las opiniones patriarcales de Hitler dieron forma a la política y propaganda nazi. Una de las principales políticas sociales de los nazis fue devolver a las mujeres a la maternidad, con el fin de aumentar la población alemana.

En julio de 1933, el régimen nazi aprobó la Ley de Fomento del Matrimonio. Las parejas casadas recibieron una forma anticipada de 'bonificación por bebé': un préstamo estatal de 1,000 Reichmarks. Este préstamo se reembolsaba en parte cada vez que la esposa daba a luz: una cuarta parte se redimía después del primer hijo y el préstamo se cancelaba por completo después de cuatro hijos. El gobierno nazi otorgó estos préstamos estatales a casi 695,000 parejas casadas entre 1933 y 1936.

Las mujeres en la Alemania nazi también fueron bombardeadas con discursos y propaganda. La mayor parte de esta propaganda sugirió que sus mayores aspiraciones deberían ser casarse, cuidar el hogar y criar hijos saludables.

Se celebraron el embarazo y la maternidad. Propaganda alabada Kindersegen (mujeres con niños) como héroes nacionales. Las mujeres que tuvieron varios hijos incluso recibieron un medallón, el Ehrenzeichen der Deutschen Mutter ('Cruz de Honor de la Madre Alemana'). Esta cruz fue premiada en bronce por un cuarto hijo, en plata por un sexto y oro por un octavo.

mujeres en alemania nazi
Cruz de oro de la madre alemana para aquellos con ocho hijos

"El valor de una nación se demuestra en la voluntad de sus mujeres de convertirse en madres valiosas ... Alemania debe volver a convertirse en una tierra fértil de madres e hijos ... la existencia o no de nuestro pueblo la decide únicamente la madre".
Mayer, eugenista nazi

Métodos anticonceptivos

Además de promover la maternidad, los nazis también impusieron restricciones al aborto y la anticoncepción. Estas restricciones fueron impulsadas por aspectos prácticos más que por posiciones ideológicas firmes.

Durante el período de Weimar, los científicos alemanes habían liderado el mundo en el desarrollo de dispositivos anticonceptivos, particularmente condones, diafragmas y dispositivos intrauterinos (DIU). Además, enfureció a los nazis que muchos pioneros de la medicina anticonceptiva fueran judíos.

Las actitudes nazis hacia la anticoncepción se convirtieron en lo que la historiadora Jill Stephenson llama "una curiosidad de represión y aparente ilustración". Los nazis querían aumentar la tasa de natalidad, especialmente entre los arios y los miembros de las SS, pero también comprendían los efectos debilitantes de las enfermedades de transmisión sexual. Entonces, aunque la anticoncepción estaba nominalmente prohibida, los condones seguían estando disponibles en las ciudades alemanas. También fueron almacenados y distribuidos por médicos militares.

Aborto

El régimen nazi también tomó medidas enérgicas contra el aborto. Los nazis impusieron estrictos requisitos para la interrupción del embarazo por motivos médicos y duras penas para los abortos ilegales. La propaganda nazi describió el aborto como un "crimen contra el cuerpo y contra el Estado".

En 1932, el año anterior al ascenso de Hitler al poder, poco menos de 44,000 mujeres alemanas solicitaron interrumpir un embarazo y 34,698 de ellas fueron aprobadas. Entre 1935 y 1940, solo hubo 14,333 solicitudes y 9,701 aprobaciones.

Por el contrario, los médicos aprobarían los abortos, incluso los alentarían, si el paciente no es ario. En noviembre de 1938, un tribunal estatal dirigido por los nazis dictaminó que el aborto debería ser legal y estar disponible gratuitamente para todas las mujeres judías.

Mujeres en el empleo

Mientras que los nazis representaban a las madres alemanas como héroes nacionales, las mujeres solteras y trabajadoras eran tratadas como ciudadanas de segunda clase.

Hitler estaba lleno de desprecio por las mujeres en empleos remunerados. Llamó a esto una estratagema marxista, un intento de vestir a las mujeres con overoles y botas de trabajo para despojarlas de su feminidad.

Esta burla para las mujeres solteras y trabajadoras se reflejó en la política. Las mujeres solteras eran vistas por la ley como Staatsangehoriger ('súbditos del estado'), el mismo estatus legal que se les dio más tarde a los judíos y los enfermos mentales.

Cuando los nazis tomaron el poder en 1933, había 100,000 maestras y 3,000 doctoras trabajando en Alemania. La mayoría fueron finalmente despedidos, obligados a renunciar o empujados al matrimonio y la maternidad.

Desde 1936, se prohibió a las mujeres trabajar como jueces, abogadas, directoras y una variedad de otras profesiones. Las mujeres también fueron retiradas de puestos de alto rango o influyentes en agencias gubernamentales, organizaciones benéficas, escuelas y hospitales, para ser reemplazadas por hombres. Las plazas universitarias y universitarias para mujeres se limitaron a una cuota firme del 10%.

mujeres en alemania nazi
Una portada de revista que representa el papel de la mujer, según el NSDAP

Mujeres feminizadoras

Los nazis también intentaron "volver a feminizar" a las mujeres despojándolas de lo que consideraban la decadencia de la era de Weimar.

Los cabarets y los clubes de jazz se cerraron en 1935 (aunque muchos clubes clandestinos continuaron, proporcionando entretenimiento para los oficiales de las SS y miembros del partido). Los gobiernos locales dirigidos por los nazis aprobaron estatutos que prohibían a las mujeres cantar, bailar o aparecer con las piernas desnudas en público.

Los nazis incluso encargaron a los diseñadores de moda que desarrollaran nuevos estilos que reflejaran las percepciones nacionalsocialistas del género. Se instó a las mujeres a usar vestidos y faldas en lugar de pantalones. La ropa hecha de telas importadas o caras se condenó como un derroche. También se desaconsejó el maquillaje y los peinados excesivos o "poco femeninos", como permanentes o cortes más cortos.

Grupos de mujeres nazis

Dos grupos nazis para mujeres, los Nationalsozialistische Frauenschaft (Liga de Mujeres Nazi) y Werk Glaube und Schönheit (Trabajo, fe y belleza) impartió clases que enfatizaron la aptitud física, la belleza y el trabajo doméstico. El objetivo de ambos grupos era producir mujeres arias leales al régimen nazi, atractivas para los hombres y preparadas para la maternidad.

La evaluación de las políticas nazis con respecto a las mujeres y el crecimiento de la población arroja resultados mixtos. Los intentos de Hitler de cortejar a las mujeres alemanas y ganar su lealtad fueron en su mayor parte exitosos. Habiendo sido ignoradas en gran medida por líderes anteriores, miles de mujeres alemanas consideraban a Hitler su salvador. No era raro que los hogares alemanes tuvieran una imagen del Führer, incluso un pequeño santuario adornado con velas y flores.

Sin embargo, a pesar de sus políticas y su intensa propaganda, los nazis no lograron un gran crecimiento demográfico. La tasa de natalidad alemana había estado cayendo constantemente desde la década de 1880; las políticas sociales del NSDAP la aumentaron, aunque solo ligeramente:

Nacimientos vivos por
(1000) XNUMX personas
1880 1890 1900 1910 1920 1930 1938
39.3 35.7 35.6 29.8 25.9 17.6 19.2

mujeres alemania nazi

1 Las actitudes nazis hacia las mujeres reflejaban los puntos de vista tradicionalistas y patriarcales de Adolf Hitler. Según Hitler, las mujeres estaban mejor equipadas para ser esposas, madres y amas de casa.

2 A través de la política y la propaganda nazi, las mujeres profesionales fueron eliminadas y desalentadas del empleo remunerado, mientras que las mujeres solteras y trabajadoras fueron marginadas.

3 Los nazis también intentaron aumentar la tasa de natalidad promoviendo y premiando la maternidad, a través de propaganda, préstamos patrocinados por el estado y medallas para mujeres que tenían cuatro o más hijos.

4. El régimen nazi también introdujo restricciones sobre el aborto y la anticoncepción (aunque solo para las mujeres arias) e intentó "volver a feminizar" a las mujeres modificando la forma en que se vestían y se comportaban.

5 Estas políticas y propaganda asertivas de género produjeron solo un ligero aumento en la tasa de natalidad en los primeros cinco años del gobierno nazi.

mujeres nazis

Citas de la Alemania nazi: mujeres y maternidad

Información de citas
Titulo: "Mujeres en la Alemania nazi"
Autores: Jennifer Llewellyn, Jim Southey, Steve Thompson
Autor: Historia alfa
URL: https://alphahistory.com/nazigermany/women-in-nazi-germany/
Fecha de publicación: 2 de agosto de 2020
Fecha accesada: 17 de Mayo de 2021
Copyright: El contenido de esta página no puede volver a publicarse sin nuestro permiso expreso. Para obtener más información sobre el uso, consulte nuestro Términos de Uso.